Skip to content

Crónica de los disturbios

23/03/2014

En esta crónica pretendo hacer llegar a las personas que no presenciaron los hechos y que se dejaron malinformar por los medios de comunicación, llenos de tertulianos que no fueron testigos de lo acontecido, la realidad de los disturbios que se produjeron ayer, 22 de marzo, en el final de las Marchas de la Dignidad que llegaban a Colón desde todas partes de España.

Un servidor llegaba a las 16:30 a la Plaza del Emperador Carlos V, en Atocha, donde la manifestación debía empezar su recorrido a las 17:00. Sin embargo, en ese momento, miles de personas, pancartas y cabeceras de todos los sectores de la clase trabajadora ya abarrotaban las calles y los mas adelantados ocupaban el Paseo del Prado hasta Neptuno. Este era el panorama a las 16:30, con lo que todavía faltaría un montón de gente que se debía sumar a la cola de la manifestación a partir de las 17:00.

DSC_0026

Si tengo que definir el ambiente de la manifestación durante todo el recorrido, sería de excesivamente tranquilo, apenas se oían consignas, excepto en algunos sectores donde los gritos de rabia tenían mayor repercusión en sus alrededores. Fue, más bien, una manifestación que será recordada por “la manifestación de las banderas”. Se distinguían banderas federalistas de Castilla, Cataluña, Andalucía, Galicia, Extremadura, ikurriñas, alguna de Navarra, del SAT, CNT y CGT, además de la bandera de la Segunda República, la más numerosa. Quizás, el sosiego venía marcado por los cientos de kilómetros que muchos de los manifestantes llevaban en sus pies, por los himnos y canciones protesta que sonaban por los altavoces y por el hecho de que la media de edad se podía situar en los 55 años, debido a la ausencia, como tristemente suele ser normal, de jóvenes estudiantes. La movilización sólo se animó en los últimos metros del recorrido. Conforme nos acercábamos a Colón, un montón de personas que, por su edad y por su estado físico hubiera sido demasiado cansado realizar la marcha completa, nos esperaba en los laterales del Paseo de Recoletos. En su mayoría eran personas mayores y dependientes que gritaban y aplaudían con fuerza por una sanidad, educación y agua públicas.

DSC_0057Llegué a Colón a eso de las 19:00, estaba en la parte más adelantada de la movilización y tocó esperar a que los organizadores comenzaran sus discursos sobre el escenario. En Génova se podían atisbar docenas de lecheras policiales y un fuerte dispositivo de seguridad. No había ninguna opción de que nadie llegara a Génova, ni siquiera por teletransportación. Cuando comenzaron los discursos, las consignas “Sí se puede”, “El pueblo, unido, jamás será vencido”, “Ningún ser humano es ilegal” o “Gobierno Dimisión” eran gritadas al unísono por todos los que habíamos podido entrar en la plaza. Los momentos de mayor rabia y exaltación llegaron con los discursos del joven representante de las marchas murcianas y Diego Cañamero, el último en hablar. Eran las 20:00 aproximadamente.

Tras Diego Cañamero, los que ocupábamos la plaza de Colón comenzamos a disolvernos, mientras en el escenario aún actuaba la orquesta “Solfónica”. En mi caso, retrocedía lo andado y veía como las cabeceras de Izquierda Anticapitalista, algunas por la educación pública catalana y otras de salud o agua públicas continuaban el recorrido con la esperanza de poder llegar a Colón, al mismo tiempo que me metía a descansar en el Marca Café, unos metros más abajo de  Colón.

Pocos minutos después, vía twitter, la Agencia EFE y otros usuarios de la red social comenzaban a transmitir que se estaban produciendo cargas policiales. No pasó ni un minuto de eso cuando, a través de las cristaleras del Marca Café, multitud de manifestantes que ya regresábamos de Colón presenciábamos como la policía reventaba las protestas de aquellos que aún estaban a algunos metros de completar la marcha. La ira y el odio comenzó a expandirse en el interior del bar, entre personas de 50 años, nada de jóvenes antisistema ni neonazis griegos. Tras la tensión que se estaba viviendo dentro y fuera del bar, los que estábamos en el interior decidimos salir a la calle, sentíamos que nos la estaban quitando.

Cientos de personas, de todas las edades, retrocedían y avanzaban hacia la barrera policial que poco a poco iba avanzando lanzando pelotas de goma contra el suelo. En un intento de evitar que la violencia policial siguiera avanzando calle abajo, un grupo, ahora sí, de gente más joven, quema una caja de cartón en medio del Paseo de Recoletos. Probablemente también se estuviera quemando material plástico porque la llama duró bastante tiempo, pero ésta era mísera y apenas levantaría medio metro de altura. Muy poco después, llegó un camión de bomberos y los manifestantes aprovecharon para avanzar algunos metros tras él, al grito de “Sí se puede”. Entonces, la policía comenzó a cargar a diestro y siniestro contra gente que portaba pancartas y que no causaban ningún peligro. Sólo a partir de estas cargas salvajes y descontroladas se empezaron a encender las primeras bengalas y algunos fuegos artificiales.

Un grupo muy numeroso de manifestantes, quizás unas 500 personas, se vieron acorraladas por la policía en Recoletos y la gente comenzó a correr por las calles aledañas. Para evitar que la policía irrumpiera con sus furgones en dichas calles, algunas personas tiran un contenedor y una valla del Ayuntamiento en la calle de Recoletos, perpendicular al Paseo del mismo nombre. Llegados a la Plaza de la Independencia, la tranquilidad es absoluta y, los que venimos de presenciar las cargas policiales, avisamos a un grupo de vascos y catalanes que se disponían a bajar por la calle Alcalá hacia el Paseo del Prado.

Es necesario recordar que todo esto se produce en un periodo de tiempo muy breve, mientras en el escenario los actos de la organización continúan. La manifestación estaba legalizada, si así se puede llamar puesto que ninguna concentración necesita ser comunicada, hasta las 21:30, pero ni siquiera era esa hora. Estos acontecimientos se producen en torno a las 20:30.

DSC_0061Según algunas informaciones, un grupo de manifestantes intentaron levantar una carpa por la tarde, más o menos a las 18:00 ó 18:30 en la Plaza de Colón, debajo de las Torres de Colón, el edificio de la Mutua Madrileña. En ningún caso se puede justificar la represión policial por este hecho, puesto que se produce dos horas antes y en el lado contrario hacia donde avanzan las cargas. Ninguna acción policial estaba justificad, salvo la de evitar que nadie pasara a la calle Génova, para evitar disturbios. Lo único que debían hacer era proteger esa zona y aguantar el tipo, puesto que no había peligro alguno y la manifestación transcurría con normalidad absoluta. Sin embargo, no estamos acostumbrando a que, tras la finalización de cualquier manifestación, la policía tenga que cargar para disolver cualquier núcleo de manifestantes por la fuerza, lanzando disparos de pelotas de goma por mera prevención, generando pánico, inseguridad, tensión y la reacción de los manifestantes, produciéndose disturbios que, hasta la acción policial, no existían.

Rodrigo Rodríguez Porras @rropdriporras

Anuncios

El objetivo de los recortes es salvar la banca alemana

12/07/2012

VINCENÇ NAVARRO

Y así nacieron las políticas de recortes. Como bien escribía recientemente nada menos que el editor senior del Financial Times, el Sr. Martin Wolf (25.06.12) el objetivo de estos recortes en España tiene poco que ver con recuperar la economía española y sí con que se pague a los bancos europeos, incluyendo los alemanes, lo que se les debe. Así de claro.

Ahora bien, como las cosas no se pueden decir tan claro, el argumento que se utiliza por los economistas y políticos neoliberales, es que hay que reducir el déficit público para “inspirar confianza a los mercados financieros” de manera tal que éstos vuelvan a prestar dinero a España. El hecho de que el BCE no haya comprado deuda pública española durante más de tres meses es la mayor causa de que la prima de riesgo se haya disparado. Lo que le importa más a la banca alemana (y a su instrumento, el BCE) es que continúe la austeridad, que sigan y se profundicen los recortes por parte del Estado español a fin de que éste y la banca privada a la que el Estado español ha estado subvencionando y ayudando en cantidades exuberantes (más de un 10% del PIB) paguen ahora lo que deben a aquellos bancos europeos, incluyendo los bancos alemanes. Y los famosos 100.000 millones de euros que el Gobierno Rajoy ha solicitado de las autoridades que gobiernan la Eurozona irán destinados a continuar ayudando (todavía más) a los bancos, y todo ello financiado por el ciudadano normal y corriente que paga al Estado y sostiene la deuda pública. En realidad, incluso dirigentes del Gobierno alemán así lo han reconocido. Uno de los consejeros económicos del Gobierno alemán, Peter Böfinger, así lo ha dicho. “Las ayudas a la banca (de los países en dificultades) no tienen que ver con el intento de ayudar a tales países en sus problemas, sino ayudar a nuestros bancos que tienen gran cantidad de deuda de aquellos países” (Chatterjee, Pratap, Bailing Out Germany: The Story Behind The European Financial Crisis).

debtEn realidad, si de verdad tanto el Gobierno Rajoy o el Consejo Europeo desearan ayudar a la economía española, no transferirían estos 100.000 millones a la banca (que no ha estado ofreciendo crédito ni a las familias ni a las medianas y pequeñas empresas), sino a organismos estatales como el Instituto de Crédito Oficial (ICO), con el mandato de ofrecer crédito accesible y razonable (no el que provee la banca hoy) a la ciudadanía y a medianas y pequeñas empresas españolas.

Pero lo que las autoridades europeas desean más que nada es que la banca española y el Estado español paguen a los bancos alemanes, franceses, holandeses, belgas y otros lo que les deben, a fin de -según dicen ellos- recuperar la confianza de los mercados. Pero este argumento asume que existen mercados, lo cual es fácil de demostrar que no ocurre. En un mercado, la responsabilidad de un préstamo fallido es compartida. Es un fallo de la persona o institución que pidió el préstamo, pero lo es también de la persona o institución que ofreció el préstamo. Y esto no está ocurriendo. En esta situación se está penalizando al primero a fin de salvar los intereses del segundo. Esto es lo que está haciendo, entre otros, el Gobierno alemán, que acusa y critica al Estado español por haber permitido la formación de la burbuja inmobiliaria sin citar el papel clave que el Estado alemán y la banca alemana jugaron en el establecimiento y explosión de tal burbuja. No se puede hablar de prestatarios irresponsables sin hablar también de los prestamistas irresponsables. Y el Gobierno alemán está imponiendo las políticas de austeridad para asegurarse de que a la banca alemana irresponsable se le pague la deuda con intereses (que, por cierto, alcanzan niveles estos últimos que cubren varias veces el coste de la deuda en sí). Y así estamos.

Más info aquí

Sanidad, Educación y 4 millones de empleos son posibles

20/06/2012

Según GESTHA (sindicato de técnicos del ministerio de Hacienda) se pueden recaudar 63.000 millones de euros anuales. Con tal cantidad de dinero se podrían paralizar los recortes de 10.000 millones de euros en Sanidad y Educación, y además con los 53.000 millones de euros restantes, crear más de 4.000.000 millones de empleos subvencionados a razón de 12.000 euros/anuales por trabajador.

Lo que queremos, es recaudar firmas para hacer las siguientes peticiones a nuestro presidente Don Mariano Rajoy :

1) Puesta en marcha del plan fiscal de GESTHA (sindicato de técnicos de hacienda) para la recaudación de 63.000 millones de euros/anuales. http://gestha.es/?seccion=actualidad&num=259

2) Paralización de los recortes de los servicios públicos esenciales, estimados en 10.000 millones de euros/anuales. http://www.cadenaser.com/espana/articulo/suma-objetivos-limites-da-resultado-recortes/csrcsrpor/20120428csrcsrnac_8/Tes

3) Que la diferencia de 53.000 millones de euros/anuales equivalente a 4.416.666 empleos de 12.000 euros/anuales, se destinen a la creación de empleo subvencionado, con los objetivos de cubrir el déficit de empleo en los servicios públicos esenciales (ley de dependencia, etc…), aumentar la calidad del sector servicios (ampliando la plantilla del sector hostelero,etc…) y mejorar la productividad y competitividad de las empresas productoras españolas (ampliando la plantilla de las empresas exportadoras,etc…).

4) Control de precios para que la nueva oleada de empleados (aumento del consumo interno) no sirva de excusa, de una subida de precios injustificada como la sufrida con el cambio del euro y evitar de esta manera que los ciudadanos españoles pierdan poder adquisitivo.

La idea es aprovechar la oportunidad que nos brinda el plan fiscal de GESTHA para paralizar los recortes de los servicios básicos esenciales y acabar en la medida de lo posible con el desempleo en España, a la vez de ofrecer a los empresarios, la oportunidad de abaratar costes y ser más competitivos en la exportación de los productos españoles, aumentar la calidad del sector hostelero, etc…., todo ello basado en la subvención de empleo.

GESTHA  afirma que su plan fiscal es de ejecución inmediata.

Más info aquí

La lucha minera camino a Madrid #ResistenciaMinera

19/06/2012

Más de un centenar de mineros de Castilla y León, Asturias y Aragón iniciarán el próximo viernes una marcha a pie hacia Madrid, donde confluirán el 11 de julio en una «gran manifestación» que tiene el objetivo de hacer llegar a la capital el conflicto que viven las cuencas ante los recortes al carbón.

Álvarez Liébana ha señalado que este es el principio de una «nueva movilización», que se complementará con otras acciones, entre las que barajan una acampada en Madrid si no se logra que el Gobierno reponga la reducción de las ayudas estatales al carbón, de más del 60%.
Los dirigentes sindicales han asegurado que las acciones de protesta van a continuar en las cuencas y han hecho un llamamiento al ministro de Industria, José Manuel Soria, para que convoque la comisión de seguimiento del Plan del Carbón y dé una solución al problema para incluso desmovilizar a todos los mineros y que se reincorporen a sus puestos de trabajo. «Ellos son, el ministro y el PP, quienes han activado las movilizaciones y ellos son los que las tienen que desactivar», ha dicho Fernández, quien ha criticado que Soria siga «echando gasolina» al fuego de la movilización.

La minería del carbón lleva en huelga indefinida desde el pasado 30 de mayo para protestar contra la reducción a las ayudas previstas en el Plan del Carbón recogida en los presupuestos generales del Estado, cuya aprobación se está votando en el Senado.

Más info aquí

El ciudadano por debajo de su posibilidad

13/06/2012

Queda el cuerpo laxo, más allá del hastío, poco después de la vergüenza y del abandono de la posibilidad. Y pareciera que para siempre. Nos envuelve el permanente desaliento, las conversaciones en el bar y tu sonrisa melancólica. No llega la calma.

Consiguieron que el ruido quedase dentro de nosotros, bajo nuestra tutela. Mientras ellos cazan, quedamos nosotros cuidando del fuego imaginario. Los electrodomésticos vomitan culpas que empapan el falso espacio de libertad que nos proporciona el monitor. Liberamos la tensión insultando a la clase política mientras la televisión transmite sus declaraciones, sabedora de que lleva mejores cartas para la partida. Asumimos el espejismo de los medios. Todo neutralizado.

Y podemos decir que no están a la altura, que dimitan todos, que esto es un desastre y que cualquier día pasará algo, pero repetimos la rutina diaria del fracaso, sin salir a la calle a cometer imprudencias, violencias o errores; dejamos nuestro nombre en mil manifiestos de aire y continúa el juego de cartas marcadas.

Vivimos por debajo de nuestra posibilidad como ciudadanos, como hombres de bien. Adoptamos la postura de perfil, como el que busca monedas en el bolsillo, para ocultarnos. Si acaso, en alguna ocasión, compadecemos a la víctima sin implicarnos. Seguimos obedientes el consejo del padre: “Tú no te metas en líos”. ¿Realmente creíamos que así nos salvaríamos?

Ha llegado el momento. Ya no hay excusas: hace falta una respuesta tan radical como exige la realidad, quizá errada o imprecisa como todo movimiento pero que no mida las consecuencias.

Javier Rodríguez del Barrio

Junio 2012

Aguirre cobrará más por renovar la tarjeta sanitaria de lo que cuesta

12/06/2012

La normativa impide tener ganancias con el cobro de tasas a los ciudadanos

espe

El Gobierno regional, con la presidenta, Esperanza Aguirre, a la cabeza, busca ingresos desesperadamente. Una de las formas de conseguirlos ataca directamente al bolsillo de miles de familias.  Una de las más polémicas es la que grava la emisión de la tarjeta sanitaria, el documento que abre la puerta a la asistencia en los centros de salud y los hospitales (solo en las urgencias atienden a un enfermo que no la presente). Renovarla costará 10 euros. El problema es que, con esa cantidad, la Comunidad de Madrid ingresará más de lo que cuesta prestar el servicio, algo que no permite la propia normativa regional sobre la materia.

Entregar esas tarjetas sucesivas a los ciudadanos que las pierden o las extravían cuesta, por tanto, poco más de un millón de euros (1.075.043 euros), según los cálculos contenidos en la mememoria, que firma el director general de Atención Primaria, Antonio Alemany. El texto, sin embargo, prevé unos ingresos de entre 1,5 y dos millones de euros al año, una vez restadas las tarjetas que no se le cobrarán a los titulares de una renta de inserción (hay 13.202 personas en la región, a 31 de diciembre de 2011, que la perciben), que estarán exentos.

La Ley de tasas y precios públicos de la Comunidad de Madrid establece que el importe ingresado por la tasa no puede exceder el coste de prestar el servicio.

Más info aquí

¿Cómo se calcula la prima de riesgo?

08/06/2012

En 1999 se creó la eurozona, y todos los países que la componían en dicho momento (11), pasaron a tener la misma moneda, el Euro. Esto quería decir que todos los países de la zona tenían el mismo tipo de interés y la regulación monetaria estaba en manos del Banco Central Europeo, una institución que no pertenecía a ningún país. Todos los países miembros perdieron la soberanía monetaria.

Por tanto, a partir de dicho momento es posible comparar el riesgo de impago entre dos países de la zona Euro. Si miramos los bonos emitidos y hay diferencias a igualdad de plazo de pago, el que más rentabilidad da tiene un mayor riesgo de insolvencia. No hay ningún otro factor que afecte al precio de la deuda, ya que la moneda es la misma (mismo tipo de interés y el riesgo de devaluación afecta por igual a todos).

Es entonces cuando se confirma que Alemania es el país más solvente de la zona Euro. Su economía es una locomotora (aunque en esos momentos el motor estaba algo gripado) y el riesgo de impago de dicho país es el más bajo de la zona Euro. Por tanto, es el país con quien compararse.

Si alguien quiere ver si un país de la zona Euro tiene un gran riesgo de no pagar su deuda basta con comparar la rentabilidad de su deuda pública con la rentabilidad de la deuda pública de Alemania, para el mismo plazo. Si la diferencia es muy grande, es que dicho país tiene un riesgo de impago mucho más alto que Alemania, es decir, la gente prefiere prestar dinero a Alemania, y si se lo presta al otro país es porque la rentabilidad es mucho mayor.

Lo primero es acceder a los datos del mercado secundario de deuda. Obtenemos la rentabilidad del bono alemán a 10 años. Luego obtenemos el del país del que queremos calcular la prima de riesgo, también del bono a 10 años. Restamos y así obtenemos la prima de riesgo de dicho país. Por ejemplo, si la rentabilidad del bono a 10 años de Alemania es del 3%, y la de España es del 6%, tenemos que la prima de riesgo de España es de 3 puntos porcentuales o 300 puntos básicos.

Más info aquí